Foto: El1Digital

Los trabajadores de la fábrica de productos de limpieza Clorox, ubicada en Aldo Bonzi, se encuentran alerta y movilizados frente a suspensiones, el incumplimiento de pago de salarios con varios de sus empleados y la amenaza de despido de 60 trabajadores.

“Se adeuda el pago de horas extra, vacaciones, premios y ocho compañeros no cobraron la última quincena”, explicó a El1Digital, Maximiliano Cardozo, delegado del Sindicato de Trabajadores Químicos y Petroquímicos, que interviene en el conflicto.

Además, el empleado aseguró que la empresa a través de los supervisores “envió el mensaje de que puede haber 60 despidos en el corto plazo”.

La semana pasada, los trabajadores paralizaron la producción de la empresa, realizando un acampe en el frente del edificio, ubicado en Castro Barros al 200. Hoy las actividades volvieron a la normalidad con la intervención del Ministerio de Trabajo de la Nación que dictó conciliación obligatoria.

A partir de las 14, los representantes de los trabajadores participarán de la audiencia convocada por la cartera laboral en la sede ubicada en el centro porteño.

“En la fábrica se está trabajando normalmente. Como gesto de buena voluntad, respetamos la conciliación, pero la empresa no hizo lo mismo porque le impidió el ingreso a 20 compañeros, así que, hoy, el Ministerio va a actuar ante la violación de la empresa”, finalizó Cardozo.