Los últimos números difundidos por el INDEC sobre la actividad económica muestran una caída pronunciada en el sector de la industria manufacturera, siendo el calzado uno de los más afectados.

La cartera de Producción de La Matanza estimó que la caída de las ventas del calzado en diciembre de 2016 comparado el mismo mes en 2015, fue del -47,22%. “Lo grave es que no se ve una luz en el final del túnel. Esto sigue igual, no mejora nada. Estamos muy preocupados”, comentó Ernesto Peralta, Secretario General de la seccional matancera de la Unión de Trabajadores de la Industria del Calzado de la República Argentina (UTICRA) a Matanza Digital.

Trabajo argentino vs trabajo importado

Peralta explicó que sumada a la caída del consumo, el calzado se ve afectado por la entrada de productos importados. “Cada día hay más zapatos importados por más que digan que no importan. El sábado estuve caminando por Laferrere y las vidrieras estaban llenas de zapatos importados. Todos lo que antes no venían ahora vienen”.

Los números en rojo de las empresas repercuten en las fuentes de trabajo. “Día a día nosotros sentimos despidos, muchos encubiertos y otros – que sin llegar a ser un procedimiento de crisis- se los despide por falta de trabajo”, denunció el sindicalista. A pesar de la merma, no se registraron grandes cierres de fábricas en La Matanza y muchas empresas optaron por suspender a sus trabajadores, medida temporal atada al repunte de las ventas en el corto plazo.

Despidos en el sector

“El (empresario) que suspende presentando un procedimiento de crisis, paga un mínimo de un 50% del salario el día que el trabajador no trabaja. Un mes, dos meses, tres meses lo pueden pagar, pero llega un momento que miran la caja y no tienen más. Ahí viene el problema y eso es lo que nos están diciendo algunos empleadores ahora”, alertó.

El gremio contabilizó más de 500 despedidos formales en el partido en el segundo semestre del 2016, cifra que aumentaría por el empleo no registrado. “Vos imaginate que al primero que tienen que despedir es al que está en negro y si contás eso, no sé a los que llegaríamos”.

Reclamo al Ministerio de Trabajo

Por otro lado, los trabajadores denuncian la “flexible” intervención del Ministerio de Trabajo en los conflictos con las patronales. “Lamentablemente no tenemos ningún tipo de respuesta, las empresas siguen haciendo lo que quieren”, criticó Peralta.

“Hay cosas que han cambiado en el Ministerio de Trabajo. Vos antes ibas con una falta de pago, en el Ministerio de Trabajo de la provincia te daban un inspector en el día y se le daba 48 horas al empleador para que abone el salario. Ahora nosotros con el caso de una empresa fuimos y les dieron como 28 días para que paguen”.