A partir del 1° de febrero comenzará a regir el nuevo cuadro tarifario del servicio eléctrico, que es precedido por un apagón que alcanzó a 150 mil usuarios del área metropolitana en la primera ola de calor del año.

La suba será del 26% en promedio con picos del 32%, y significará el primer aumento del año que tiene previsto el gobierno nacional. El incremento estipulado para todo 2019 es del 55%.

Las empresas prestadoras del servicio en Capital Federal y Gran Buenos Aires, Edenor y Edesur, ya realizaron un aumento de más del 50% en 2018 y le ganaron a la inflación.