Los crímenes cometidos por la última dictadura cívico-militar continúan siendo juzgados a pesar del tiempo transcurrido y la intención de ocultamiento por parte de algunos sectores. En ese marco fue condenado, entre otros, Miguel Etchecolatz, quien sumó su octava cadena perpetua. Tras el juicio, se declaró que la Brigada de San Justo se convertirá en un Espacio para la Memoria.

El lugar está ubicado en Salta 2450, al lado de la Comisaría N° 1 de la localidad matancera, pertenecía al denominado ‘circuito represivo Camps’ de la Subzona 11 y Zona I, que dependía del Primer Cuerpo del Ejército. Allí funcionó como Centro Clandestino de Detención y alojó prisioneros que fueron torturados y asesinados.

El veredicto del juicio, que llevó dos años de proceso, encontró culpables a dieciséis represores, de los cuales diez fueron condenados a reclusión perpetua y los seis restantes, a 25 años de cárcel. Fue por 84 crímenes cometidos en ese lugar, además de torturas físicas, psicológicas y delitos sexuales.

La palabra de H.I.J.O.S. La Matanza

Luego de conocerse la definición del juicio, Matanza Digital se comunicó con el organismo de derechos humanos y dialogó con una de sus referentes, Lily Galeano, quien describió que fue “un día muy particular lleno de emociones”. Respecto a la desafectación del edificio de la Brigada, celebró “transformar ese lugar del horror” porque es “algo que desde HIJOS y la Mesa de la Memoria militamos y llevamos adelante”.

“Estamos satisfechos porque hubo mayoría de condenas perpetuas”, ponderó Galeano, y recordó que el lema que se lleva como bandera desde las organizaciones de derechos humanos es “cárcel común, perpetua y efectiva para todos los genocidas”. La decisión fue tomada por el Tribunal Federal N°1 de la ciudad de La Plata.

Por último, la referente advirtió que “la lucha continúa por los demás casos que no entraron en el juicio” en referencia a los crímenes de lesa humanidad cometidos en los años ’74, ’75 y ’77. “Vamos a seguir adelante luchando por Memoria, Verdad y Justicia”, finalizó.