Foto: Prensa UOM.

Luego de la organización de protestas en la planta de Acindar La Tablada, los trabajadores llegaron a un acuerdo por tres meses con la empresa para que les aumenten un 17% el salario.

“Al principio no ofrecieron una cuota fija de $9 mil para cada compañero, pero luego de que lo rechazáramos, aceptaron pagar un 17% para el salario de todos los compañeros”, comentó a MD Pablo Ochoa, integrante de la comisión interna de la UOM en la fábrica.

El conflicto en la empresa situada en Av. Arieta 4936 se desató luego de que las empresas de acero -nucleadas en la Cámara Siderúrgica- ofrecieran pagarle a sus empleados un 26% en cuatro cuotas, una suma 10% menor a lo acordado en otros sectores metalúrgicos como el metalmecánico.

Si bien las negociaciones a nivel nacional con la Cámara del sector continúan, en Acindar La Tablada el acuerdo alcanzado desinfló el conflicto. “Aceptaron pagar lo que pedíamos y depositaron el aumento el viernes 21”, afirmó Ochoa.

Según explicó el sindicalista, el trasfondo del conflicto “es un tema político”. “La traba está en que ellos están apuntando al 15 de julio, cuando les van a dar la contestación a un pedido que le hicieron al gobierno para que les baje las retenciones a la exportación. Y si no se las bajan, esa plata la van a querer sacar de salario nuestros”, cuestionó.