Un policía local vestido de civil fue asesinado en la puerta de su casa por dos delincuentes que se trasladaban en motocicleta tras intentar sacar su arma reglamentaria para resistirse a un robo.

Ocurrió en la localidad de González Catán y la víctima fue identificada como Maximiliano Bruno (30), quien fue ultimado cerca de la intersección de las calles Juan Ramírez e Infanta Isabel.

Los delincuentes huyeron, pero se logró detener a uno de ellos, que tiene 15 años, tras una serie de allanamientos realizados por la fuerza de seguridad. La detención se produjo en una vivienda ubicada en Acassusso al 5.700.

El detenido es acusado como el autor material del homicidio, mientras que su cómplice continúa prófugo y se revisan las cámaras de seguridad de la zona para dar con su paradero.

Bruno fue trasladado a la Unidad de Pronta Atención localizada en el kilómetro 29 de la Ruta 3, pero ingresó sin signos vitales. Recibió dos impactos de bala que fueron mortales.