Un grupo tenedor de bonos de deuda externa tomada por la Provincia de Buenos Aires emitió hoy un comunicado con tintes extorsivos en el que afirman que “sólo se puede lograr una reestructuración exitosa de la deuda a través de negociaciones de buena fe con los poseedores de los bonos”. Reiteraron el rechazo a la propuesta de canje realizada por el Gobierno de Axel Kicillof.

Además, el comunicado amenaza con que “una reestructuración fallida privaría del financiamiento a los sectores público y privado e impactaría negativamente en el nivel
de inversión necesario para crear empleo y lograr crecimiento económico”. El grupo asegura tener “más del 40%” de los títulos de deuda.

“La propuesta actual de la PBA es efectivamente una oferta unilateral, no es el producto de negociaciones de buena fe, y contiene elementos coercitivos dentro de su estructura” sostienen los bonistas, tras lo cual, advierten que “el Comité Directivo cree que disminuirá la amplia aceptación del mercado”.

El Gobierno Provincial había realizado una oferta de canje de deuda con propuestas de tres años de período de gracia, es decir, sin realizar pagos; una reducción del 55% de los intereses; una quita del capital de 7% y una extensión del tiempo de la deuda de 4,7 a 13 años. Esta oferta le permitía a la Provincia un ahorro de U$D 5.000 millones.