Una buena señal hacia el futuro

Los líderes de Corea del Norte y Corea del Sur se estrecharon la mano por tercera vez desde el final del conflicto bélico, en el marco de una cumbre que sirve de puntapié inicial para lograr la paz.

177
Los líderes de las coreas estrecharon la mano en la zona desmilitarizada (Foto: Korea Broadcasting Sistem)

La comunidad internacional recibió con optimismo la foto llegada desde la península coreana: los líderes de las naciones asiáticas estrecharon sus manos en la zona desmilitarizada y hablaron de avanzar en acuerdos hacia la paz.

El encuentro es el tercero de su tipo desde el final de las acciones bélicas de Guerra de Corea (1950-1953), evento de la Guerra Fría que culminó con la península dividida en un norte comunista y un sur capitalista. Técnicamente las Coreas aún siguen en guerra.

Las negociaciones llegan tras las pruebas balísticas de misiles intercontinentales de Corea del Norte, a lo que se sumaron demostraciones de su capacidad nuclear. La aspiración de Corea del Sur es la “desnuclearización” efectiva de su vecino del Norte. El régimen de Kim Jong-un busca el reconocimiento de su nación por parte de los surcoreanos, Estados Unidos y las Naciones Unidas.

El presidente norteamericano Donald Trump, fiel a su estilo, festejó la cumbre en las redes sociales anunciando apresuradamente “el fin de la guerra” y felicitándose por el avance diplomático. La cumbre forma parte de la agenda que mostrará a Kim reunido con Trump en junio de este año.

Los analistas internacionales coinciden en moderar la gran expectativa que causó el encuentro entre ambos mandatarios, ya que parece improbable que se alcancen grandes resultados en el corto plazo. La única novedad fue que Kim Jong-un puso el pie en Corea del Sur, algo que no había hecho ningún mandatario norcoreano desde la finalización del conflicto bélico.

El éxito o fracaso de las negociaciones se verá recién dentro de diez años: en 2007 hubo una cumbre en Pyongyang en la que se acordó avanzar con la desnuclearización de la península, entre otros acuerdos incumplidos.

Compartir

No hay comentarios

Dejar respuesta