(Foto: Lucas Sosa)

El viernes de la semana pasada varios vecinos que padecen diversas patologías y que necesitan dializarse, al menos, tres veces por semanas para poder vivir, se convocaron frente al palacio municipal en la localidad de San Justo para visibilizar su problema y denunciar que desde sábado 29 de febrero se les empezó a suspender el tratamiento.

Si un apoyo contundente por parte del municipio, el día lunes 3 de marzo acompañados por médicos, enfermeros y familiares, los pacientes trasladaron su reclamo hasta el Congreso de la Nación donde fueron recibidos por el Presidente de la Cámara de Diputados de la Nación, Sergio Massa.

“Hoy recibí en mi oficina lo más doloroso de la herencia”

“Nos comprometimos a establecer los puentes con el Ministerio de Salud de La Nación
para revertir esta gran crisis heredada que los afecta directamente” publicó el edil en su perfil oficial de Instagram.

“Sin el tratamiento de diálisis es imposible vivir” aseguró en el video publicado Bettina Barbatti, una de las pacientes y vecina matancera que también se manifestó frente al Palacio Municipal el pasado viernes.

En diálogo con Matanza Digital, Barbatti comentó que al ingresar una de las salas de reuniones de la Cámara de Diputados fueron recibidos por “el señor Sergio Massa y secretarios del Presidente de la Nación. Nos dijeron que esta semana nos iban a dar una solución y la solución no aparece. Hablé con otras autoridades y todavia sigo esperando respuestas”.

“La semana que viene vamos a marchar nuevamente a la Capital Federal porque hay gente que está en muy grave. Estamos al pendiente de que no se nos muera nadie y lo triste es que no sabemos hasta cuando vamos a aguantar” se lamentó Bettina y agregó “hay compañeros de tratamiento que están al borde del colapso por la falta de diálisis, y por cómo vienen las cosas ya hay gente que comenzó a decaer.”

El problema

Todos ellos se realizaban el tratamiento mediante Programa Federal Incluir Salud (ex Profe), a través del cual el Estado nacional asiste a personas con discapacidad, madres de 7 hijos o más, beneficiarios de pensiones no contributivas y adultos mayores para que puedan acceder a medicamentos, insumos médicos y tratamientos costosos. Depende de la Agencia Nacional de Discapacidad y desde 2017 es gestionado por IOMA, la obra social de los empleados públicos, docentes y policías de la provincia de Buenos Aires.

A mediados del año pasado, la obra social dejó de pagarle a los centros de salud que brindan el servicio de diálisis, por lo que los centros decidieron cortar el servicio a partir de este lunes 2 de marzo. MD difundió en septiembre de 2019 las deudas que IOMA venía manteniendo con proveedores de servicios desde mediados del año pasado y sobre la virtual paralización del programa Incluir, que se extendió hasta estos días.