Unos 300 vecinos de la localidad de Ramos Mejía movilizaron el sábado pasado hasta la Comisaría 2da de la localidad en pedido de mayor seguridad para la zona. La manifestación fue convocada por los vecinos agrupados a través del facebook “Vecinos en Alerta Ramos Mejía”, quienes armaron un petitorio que les fue entregado a las autoridades policiales.

“La situación no da para más. El año pasado me robaron 2 veces a punta de pistola. Soy del centro de Ramos y me robaron en la puerta de mi casa. Cuando llamé al 911 y ni vino la Policía, tuve que ir yo”, comentó a MD Cecilia Barone, una de las manifestantes.

“En la puerta de mi casa me llevaron el auto, no entraron de pura casualidad. A mi hija se le metieron a la casa, la robaron y le llevaron el auto. La policía tiene que preocuparse por nosotros”, sumó Antonia, una vecina que vive por la zona del lindante a la escuela Don Bosco.

Al grito de “seguridad”, los vecinos marcharon desde el Comando de Patrullas, ubicado en la intersección de Mitre y Moreno, hasta la Comisaría, instalada en Avenida de Mayo al 549. Allí fueron recibidos por el subcomisario César Parodi, quien recibió el petitorio de los vecinos. Luego un grupo más reducido, ingresó en la Comisaría y mantuvo un encuentro con el comisario Sánchez.

“Hemos solicitados refuerzos en un montón de zonas. La inseguridad está, los hechos están pasando. Nosotros los vemos”, sostuvo Parodi, en unas palabras que intercambió con la multitud en la puerta de la Comisaría. “¿Falta reforzar? Obvio que falta reforzar”, admitió el subcomisario.

La reunión que mantuvieron con las autoridades terminó en malos términos. Los vecinos que salieron de la reunión con el comisario denunciaron que recibieron un “apriete” para dejar de movilizarse cortando la calle. “Sigan publicando lo que quieran en el grupo, no importa absolutamente nada que este funcionario policial diga que va a judicializar a todos los vecinos que reclaman. Sigan publicando todo. Parece ser que somos delincuentes”, gritó a la salida de la reunión Daniel Brancamonte, uno de los vecinos que lidera el reclamo.