Organizaciones de excombatientes nucleados en la Mesa de Coincidencia Malvinas (MeCoMa) presentaron una acción de amparo “solicitando el inmediato restablecimiento de las prestaciones médicas en el marco del Programa Nacional de Atención al Veterano de Guerra” que desde comienzos del año 2016 aseguran que “se encuentra virtualmente suspendido”.

Según explicaron a través de un comunicado, unos 17.000 excombatientes se encuentran afectados por la suspensión del servicio de salud, y desde comienzos de 2016, no cuentan con la cobertura médico/asistencial. El objeto de la presentación judicial apunta a que las autoridades de PAMI restablezcan los pagos de las prestaciones médicas a los excombatientes de Malvinas y sus familiares.

“Lentamente la prestación integral en el PAMI se fue degradando. Ya no hay prestaciones”, explicó Mario Volpe, del Centro de Ex Combatientes Islas Malvinas (CECIM), agrupación integrante de MeCoMa, en una entrevista realizada por FM Cielo. El dirigente del CECIM evaluó que “la situación de los veteranos se ha agravado” y remarcó que “en estos últimos meses han fallecido alrededor de 25 veteranos de guerra”.

El “Programa Nacional de Atención al Veterano de Guerra” fue creado el 11 de febrero de 2005 mediante Resolución 191/05, destinado a “satisfacer la demanda de atención médica y odontológica de los afiliados veteranos de guerra y de su grupo familiar”.