Uno de los pilares de campaña de Juntos por el Cambio comenzó a desmoronarse tras el batacazo electoral del 11 de agosto que los hundió en las urnas. El gobierno de María Eugenia Vidal anunció que frenará una de las obras de cloacas más importantes de la provincia producto de la fuerte devaluación que tuvo la moneda local este año.

Se trata de la “Red Secundaria Cloacal Suárez Oeste, Independencia, Suárez Este 2A, La Carcova y Suárez Oeste Resto”, en el distrito de General San Martín, y que según relató el portal LetraP, su proceso licitatorio fue frenado argumentando que hubo una “fuerte restricción fiscal en el presupuesto provincial como consecuencia de definiciones de política presupuestaria”. La obra fue postergada para comenzar en 2020.

Los trabajos contaban con financiamiento del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), que fijaban un presupuesto de $312.700.911 para sus tres etapas. Sin embargo, luego del galopante proceso inflacionario que se comenzó a vivir en el país en 2019, sumado a la profundización de la crisis luego de la maxidevaluación desatada post PASO, la obra quedó sin precios de referencia y el ministro de Infraestructura bonaerense, Roberto Gigante, firmó la resolución que declara “fracasada” esta licitación pública nacional.

La decisión del gobierno provincial se pone en tensión con uno de los principales caballitos de batalla que usó Cambiemos en la campaña, al relativizar el aumento de la pobreza en la población y remarcar que el gobierno se encontraba llevando a cabo obras estructurales en los barrios. De hecho Vidal recorrió varias veces las obras del Reconquista y las mostró en en la campaña.

“Muchos te van a decir ‘muy linda la cloaca, muy linda el agua potable, pero tengo que pagar las cuentas’. Y yo te pregunto, cuando tenés que pagar el camión desobstructor porque no tenés cloaca, ¿eso no es un impuesto?”, había asegurado Vidal en un acto de campaña junto al presidente Mauricio Macri mientras inauguraban mejoras en una planta potabilizadora de ABSA.

Pero con el último anuncio, el discurso de campaña termina quedando muy golpeado. De todas formas, existen diversas investigaciones que desmienten el discurso oficial y dan cuenta que durante la gestión de Mauricio Macri y María Eugenia Vidal hubo una caída del 22,5% en las obras de cloacas y agua potable en relación a las realizadas durante el kirchnerismo.