La gobernadora de la provincia de Buenos Aires, Maria Eugenia Vidal, no logra destrabar las negociaciones para el tratamiento del presupuesto 2019 y la sesión en la Legislatura provincial se pospondrá para el próximo lunes 3 de diciembre.

Cambiemos tenía pensado tratarlo este viernes 30 de noviembre, que es el último día de sesiones ordinarias, pero no logró entablar acuerdos políticos con los bloques opositores para el tratamiento de la ‘ley de leyes’.

Los bloques del peronismo, que son Unidad Ciudadana y PJ-Unidad y Renovación, reclaman que el gobierno provincial se haga cargo de los subsidios al transporte ($2.500 millones), la tarifa social eléctrica ($8.000 millones), los fondos de la CEAMSE, porcentajes económicos del Fondo Educativo y contra el tope del 38% a las tasas municipales.

El gobierno de Vidal mantiene las negociaciones abiertas con el bloque del Frente Renovador de Sergio Massa y con PJ-Unidad y Renovación, liderado por Martín Insaurralde, para lograr la aprobación del presupuesto.

Desde el massismo le informaron a MD que presionan por el desdoblamiento electoral en la provincia, que desde el vidalismo están analizando para destrabar las charlas y también beneficiarse electoralmente.

Desde la administración provincial descartan de plano la posibilidad de crear un fondo de $15.000 millones como habían requerido algunos jefes comunales para votar el proyecto.