Foto: La Nación.

Con la campaña electoral puesta en marcha, el gobierno bonaerense se propuso apagar el frente de conflicto con los docentes y avanzó en la negociación con los gremios, acercándose a la posibilidad de un acuerdo. La administración de Maria Eugenia Vidal ofreció a los docentes un incremento del 27% de aumento salarial, perforando el techo salarial del 20% que desde el gobierno nacional intentan imponer en todos los acuerdos paritarios.

Así el aumento desglosado será del 21,5 por ciento en cuatro tramos para este año, más un 2,5 por ciento de reconocimiento por la pérdida del 2016. La propuesta prevé los pagos de la siguiente forma: enero 4,5% que llega a 6,3% en marzo; 11% en abril y 21,5% en septiembre. Además incluye la denominada cláusula gatillo para revisar los salarios de acuerdo al índice de inflación que se pondrá operativa en julio y diciembre próximo.

Por otro lado, como parte de la recomposición salarial de 2016, el gobierno bonaerense no descontará los tres adelantos que hizo este año a cuenta de los futuros aumentos, por lo que los gremios estimaron que la oferta total rondará en el 27 por ciento. Y se contempla también dos pagos de 800 pesos de una suma por Material Didáctico, otorgada por Nación, modalidad Fonid que se efectivizarán en agosto y octubre.

Así, después de 14 reuniones fallidas, el aumento será sometido a la consulta de los docentes y los representantes gremiales informarán la respuesta definitiva el martes próximo.