María Eugenia Vidal volvió al ruedo con las visitas de campaña y visitó este martes La Matanza, donde encabezó un encuentro junto a militantes de Cambiemos. Previamente la gobernadora realizó una visita sorpresa en el hospital Simplemente Evita de González Catán, acompañada por el ministro de Salud, Andrés Scarsi.

En el hospital Vidal dialogó con los jefes de servicio, en un contexto de tensión con los profesionales de salud que reclaman por aumentos salariales y por falta de insumos. De hecho, el gremio de los médicos, CICOP, se plegó a la protesta impulsada por ATE y CTA Autónoma junto a los judiciales que tuvo lugar ayer por la tarde. La visita fue sin previo aviso, por lo que ni los delegados de CICOP en el nosocomio sabían de la presencia de la gobernadora, según consultó MD.

Posteriormente, Vidal se dirigió a San Justo, donde encabezó la reunión de la mesa de Juntos por el Cambio. En ese lugar, la gobernadora le pidió a sus dirigentes que “salgan a la calle, escuchen a la gente y no bajen los brazos”. En la reunión estuvo acompañada por el candidato a intendente de la fuerza, Alejandro Finocchiaro, que en las elecciones primarias alcanzó los 20 puntos y quedó a más de 40 de distancia de Fernando Espinoza.

“Somos millones los que queremos otra Provincia. No se olviden que, hace un mes, fuimos millones otra vez; no fuimos mayoría, pero somos millones y a esos millones nos corresponde seguir representándolos”, les dijo Vidal a los referentes locales presentes, entre los que se encontraban Héctor “Toty” Flores, Hernán Berisso y Josefina Mendoza, al igual que concejales como Miguel Racanelli, Lucas Córdoba y Pamela Loisi, el consejero escolar Mariano Álvarez.