La gobernadora de la provincia de Buenos Aires, María Eugenia Vidal, hizo referencia a las inundaciones en La Matanza desligando su responsabilidad y apuntando contra la intendenta y candidata a vicegobernadora por el Frente de Todos, Verónica Magario.

Tras varios crucen entre la comuna y la administración provincial por el estado de las obras hidráulicas y la asistencias a las familias afectadas por el temporal, Vidal aseguró que “las obras llevan tiempo y no se resuelven en cuatro años”.

El municipio denunció que Nación y Provincia detuvieron la construcción de once reservorios de ACUMAR y obras en los arroyos Morales, Dupuy, Susana, Don Mario y Mollins, en diferentes puntos de La Matanza.

A esto, desde Juntos por el Cambio hicieron hincapié en un plazo fijo con el que cuenta la administración municipal.  “Lo que Magario haya hecho con sus fondos en plazo fijo, o las obras que haya podido o no hacer, es una explicación que le debe ella a los matanceros”, puntualizó Vidal.

Esto representa un nuevo cruce entre Vidal y Magario, que mantienen una relación tensa desde diciembre de 2015 y fueron protagonistas de varios cruces políticos que ahora se trasladó a las urnas.