El referente de UTA a nivel local, Marcelo Barreiro, dialogó con MD y exigió que se avance en la instalación de cámaras de seguridad en los colectivos como medida de seguridad para combatir la inseguridad que sufren los choferes.

Tras el último suceso ocurrido el pasado 3 de mayo con un chofer de la línea 622, Barreiro recordó que la instalación de las cámaras fue promulgada por el gobierno provincial pero aún no se efectivizó en todas las empresas de transporte de pasajeros de media y corta distancia.

“Es una ley que está aprobada por la Legislatura Bonaerense y reglamentada por el Ejecutivo provincial. Se están peleando para ver si las paga el empresario o el Estado provincial”, aseguró el secretario general de las 62 Organizaciones Peronistas.

Y agregó: “Vidal tiene para poner cámaras para las multas, pero no para cuidar a los colectiveros. No nos quejamos de que alguien pague si comete una infracción, pero no ponen cámaras para salvar la vida de las personas”.

El ministro de Seguridad provincial, Cristian Ritondo, no se comunicó con el área de transporte del municipio para coordinar la colocación de las cámaras, y sigue siendo un foco de disputa su instalación.

“La peor desgracia que nos puede pasar es que siga este gobierno”

En su rol de secretario general del brazo político del sindicalismo, Barreiro funciona como articulador entre varios sectores del peronismo para lograr la unidad de cara a las próximas elecciones.

“Estamos trabajando para que haya unidad con todos. Si vamos divididos en dos o tres frentes puede pasar la peor desgracia que nos puede pasar, que es que siga este gobierno”, aseguró el referente sindical.

Además, las 62 Organizaciones van a presentar a su Juventud Sindical y la Rama Femenina del espacio para seguir trabajando políticamente con más fuerzas dentro del justicialismo.

Sumado a esto, se sigue apuntalando la mesa de diálogo entre los dos bandos que se encuentra dividida la CGT local con el fin de lograr una unificación en las próximas semanas.