Tras la dura derrota que sufrió Juntos por el Cambio el pasado domingo en las PASO, se viralizó un video en donde María Eugenia Vidal hace uso proselitista de un caso de violencia de género en el barrio Carlos Gardel del municipio de Morón.

El video, que se grabó en abril pasado, da cuenta de un hecho de violencia de género que afecta a una vecina, que le afirma que “hay un hombre que me viene acosando constantemente” y la mandataria bonaerense se dirige hasta la supuesta casa de un hombre llamado ‘Horacio’ y habla ante la puerta cerrada.

“Buen día, Horacio. Soy María Eugenia Vidal. Sé que estás ahí porque los vecinos me dijeron que estabas, aunque no me quieras abrir. Solamente para avisarte que estuve reunida con María y con su hija Natasha; que ya sé lo que está pasando; que me contó que te denunció; y que vamos a seguir acompañándola. Va a venir un fiscal a verla para que haga de nuevo una denuncia. Era solamente eso, hasta luego”, afirmaba Vidal.

El video finaliza con la leyenda “no desperdiciemos la oportunidad de tener a una gobernadora sin miedo” y fue compartida por dirigentes macristas como el senador nacional Alfredo De Angelis, que luego lo borró.

Sin embargo, la gobernadora había subido a su cuenta personal de Instagram que visitó a la vecina afectada por este caso de violencia para hablar de un emprendimiento de venta de huevos de pascuas, souvenirs y desayunos.

Esto desató una fuerte ola de críticas por parte de muchos usuarios en las redes sociales y de dirigentes de todo el espectro político, que repudiaron que se use ese hecho con fines electorales.