El lugar donde ocurrió el hecho (Foto Street View)

El hecho ocurrió el martes cerca de las siete de la mañana cuando el taxista David Pipnik Issac, de 60 años, regresaba a su domicilio, tras terminar su jornada de trabajo. Allí fue interceptado por un grupo de delincuentes armados que lo golpearon y obligaron a entrar a su domicilio ubicado en la calle Mansilla 63, en la localidad de Lomas del Mirador.

Según informaron las fuentes policiales, David y su madre de 90 años, que se encontraba durmiendo en su casa, recibieron golpes con las culatas de las armas que portaban los delincuentes y fueron maniatados. Los maleantes se apoderaron de dinero -unos 30 mil pesos- y de objetos de valor, antes de darse a la fuga.

Tras el robo, los delincuentes dejaron atadas a las víctimas, quienes fueron rescatadas unos minutos después por vecinos que escucharon los gritos. La mujer tuvo que ser trasladada a un centro asistencial, donde quedó internada bajo observación.