Un chofer de la línea 88 fue baleado en su mano tras un intento de robo que recibió por parte de un pasajero en el kilómetro 42, en la localidad de Virrey del Pino.

El incidente se produjo cerca de las 7 de la mañana y el colectivero fue rápidamente trasladado al hospital Simplemente Evita, ubicado en González Catán, y se encuentra fuera de peligro.

Además, los trabajadores de la línea 88 convocaron a un corte de ruta en el kilómetro 35, donde se ubica una de las cabeceras de la empresa, y evalúan sus pasos a seguir en los próximos días.

Debido a esto, el cuerpo de delegados decidió decretar un cese de actividades hasta tiempo indeterminado y pedirán respuestas a la fuerza de seguridad ya que no es la primera que ocurre un hecho de estas características, que tuve su punto más álgido en el asesinato de Leandro Alcaraz.

La relación entre los delegados y la Unión Tranviarios Automotor (UTA) quedó rota luego de que el sindicato no acompañe las decisiones de los representantes de las distintas líneas en torno a las medidas de fuerza por el homicidio de Alcaraz.