Es oficial el decreto impulsado por el presidente Mauricio Macri para que los trabajadores cobren un bono de fin de año de $5000 que compense la pérdida de poder adquisitivo de este año.

La medida será obligatoria para todas las empresas privadas pero contempla la posibilidad de cambiar el monto y de pagos en cuotas en la medida que haya consentimiento del gremio de cada sector. Su universalidad levantó la crítica de varios empresarios PyMES que hoy se encuentran complicados por la crisis económica.

La bonificación se pagará en un 50 por ciento con los salarios de noviembre, a cobrarse en diciembre, y la otra mitad con los salarios de enero, que llegará con el sueldo de febrero. A su vez, los trabajadores que cumplan una jornada laboral inferior a la convencional percibirán una asignación proporcional.

Asimismo, según dispone el decreto 1043/2018, aquellas “actividades o sectores que se encuentren especialmente en crisis o declinación productiva” podrán “adecuar la implementación” de los “plazos y montos” del bono.

El pago del bono, por otro lado, podrá ser a cuenta de la paritaria para aquellos sectores que hayan acordado un aumento adicional según sus convenios colectivos de trabajo. En estos casos, su pago deberá ser remunerativo (es decir, en blanco).

¿Quiénes no van a recibir el bono?

El beneficio no llegará a los trabajadores estatales nacionales, provinciales y municipales. En esa línea, desde la Provincia aún no se expresaron al respecto.

Sin embargo, los estatales de UPCN, aliados gremiales del gobierno, acordaron una compensación similar que se incluirá a cuenta de la paritaria. Es que habían cerrado a principio de año un 15% de aumento y la inflación proyectada para diciembre roza el 50%.

Tampoco percibirán este bono los trabajadores agrarios ni de casas particulares. Lo mismo que los jubilados y beneficiarios de prestaciones sociales que no recibirán un refuerzo monetario. Se trata de sectores que históricamente recibieron el pago de un bono a fin de año, pero que el gobierno decidió que en esta oportunidad no recibirán la compensación.

La única compensación se anunció en septiembre, cuando la ministra de Desarrollo Social, Carolina Stanley anunció que Anses pagaría dos bonos, uno en septiembre que fue de 1200 pesos, y otro en diciembre, que será de 1500. Pero ese beneficio sólo es para aquellas personas que perciben la Asignación Universal por Hijo (AUH) y la Asignación por Embarazo.

Anuncio de despidos

Finalmente, el decreto estableció hasta el 31 de marzo de 2019 un procedimiento por el cual los empleadores, antes de disponer despidos sin justa causa, deberán comunicar la decisión al Ministerio de Producción y Trabajo con una anticipación de diez días hábiles. Este punto no incluye a los trabajadores de la construcción.