El secretario general de la CTA de los trabajadores, Hugo Yasky, se refirió en duros términos al acuerdo alcanzado entre lo que consideró “un sector de la CGT” y el Gobierno. El sindicalista consideró que la propuesta es “una respuesta miserable para los trabajadores” y agregó que “forma parte de la agenda que impuso el Gobierno, aceptando migajas para los trabajadores”.

Tras la crisis desatada en el seno de la CGT, Yasky explicó que la CTA tratará de coincidir con los gremios cegetistas para llevar adelante una medida de fuerza en rechazo al acuerdo alcanzado. “A partir de ahora hay que empezar a hablar así”, explicó Yasky, quien consideró que “ya no va a haber dos CTA y dos CGT, sino que habrá gremios de nuestras centrales discutiendo una propuesta en común a esta propuesta miserable del Gobierno y a esta aceptación claudicante”.

Por último adelantó que cree “que la semana que viene se iniciarán distintos debates y conversaciones” con el objetivo de “tratar de coincidir y de garantizar que haya en todo el país una respuesta concreta de paro y movilizaciones”. Para Yasky, tendría que haber habido medidas de fuerza como “respuesta desde un primer momento contra el ajuste, los despidos y los tarifazos en la Argentina”.