Fuentes de la compañía informaron anoche que el aumento de los productos de la marca reflejan el traslado de actualización de impuestos y un aumento del precio de los combustibles.

De esta manera, YPF trasladó a los surtidores el aumento en el impuesto sobre los combustibles líquidos y al CO2 que representan un incremento del 1,3% en el caso de las naftas súper y premium y del 1% en las variedades de gasoil.

La petrolera también explicó que al igual que en las actualizaciones anteriores, se buscará acortar las brechas entre AMBA y el resto de las provincias, con aumentos diferenciados.

Por su parte, las empresas competidoras Shell y Puma también movieron sus precios con un aumento similar. En los próximos días, se espera que la red de estaciones de Axion actualice sus valores.

Luego de permanecer virtualmente congelados durante la primera parte del año, los precios de los combustibles tuvieron cinco aumentos: en los meses de agosto, septiembre, octubre, noviembre y diciembre.

Por otro lado, desde las empresas advierten que con la devaluación y el creciente aumento en el precio internacional del crudo Brent, los valores de comercialización siguen aun atrasados.